Respondemos las 5 preguntas que siempre nos hacéis las futuras madres lesbianas

0
1721
Preguntas frecuentes mamas lesbianas

En el centro de Madrid, muy cerca de Atocha, hay un lugar que está dando vida a muchas de nuestras familias y a muchos de nuestros sueños. Y aunque la clínica Eugin lleva 7 años en Madrid, el grupo Eugin nació hace 25 años en Barcelona, y cuenta con 69 clínicas en todo el mundo.

Alba y Cris, dos amigas cercanas, acaban de ser madres en Eugin. Así que me he acercado a conocer mejor la clínica y responder a las 5 preguntas más frecuentes de las futuras madres lesbianas.

Alexandra Izquierdo, directora de Eugin Madrid, resuelve nuestras dudas:

1) ¿Existe apoyo emocional para sobrellevar los tratamientos de fertilidad?

Sabemos que el componente emocional es muy importante cuando una mujer o una pareja deciden dar el paso de formar una familia. Los tratamientos pueden conllevar momentos más o menos estresantes y, por ello, en Eugin Madrid nuestras pacientes cuentan con el apoyo de nuestro equipo de psicología incluido en su tratamiento.

2) A diferencia de las mujeres heterosexuales, no se presupone que las lesbianas tengamos problemas de fertilidad. ¿Son más altas nuestras tasas de embarazo?

Alexandra Izquierdo, directora de Eugin

Es importante que cada mujer conozca su fertilidad y los signos que pueden ser señales de alarma.

Es cierto que las mujeres lesbianas necesitan recurrir a la medicina reproductiva para lograr un embarazo sin que sean necesariamente infértiles, pero eso no significa que siempre sea todo fácil. Aunque por norma general, cuando las mujeres lesbianas acuden a tratamientos de reproducción asistida suelen tener mejor pronóstico que mujeres de la misma edad pero que ya tengan una historia de infertilidad previa.

Para poder tener un tratamiento personalizado, nuestros médicos especialistas en reproducción orientarán a la mujer o a la pareja en función de sus posibilidades para lograr el embarazo en el menor tiempo y de la forma más sencilla posible.

3) ¿Qué tratamientos recomendarías a parejas de lesbianas, o lesbianas solteras por edad? A las menores de 35 años, a las que tienen entre 35 y 40 y a las mayores de 40. 

En las mujeres que deseen posponer su maternidad, independientemente de su edad, les recomendaría informarse sobre la vitrificación de ovocitos, también conocida como preservación de fertilidad. Lo comentaremos más adelante.

Si la mujer desea lograr embarazo, la técnica más sencilla es la inseminación artificial con semen de donante. Para ello se controla el ciclo ovárico y se deposita la muestra de semen de donante en el interior del útero de la mujer en el momento de la ovulación. El ciclo puede realizarse en ciclo natural (sin medicación externa) o bien con medicación (para ayudar a la ovulación y aumentar las posibilidades de embarazo). La elección entre un ciclo natural o estimulado dependerá de la edad de la mujer, de los intentos que haya realizado, de la reserva ovárica… será el ginecólogo el que podrá orientarla. De forma habitual, es el tratamiento de elección en las mujeres menores de 40 años y se suelen repetir en torno a 3-4 ciclos, donde se concentran las mayores posibilidades de éxito.

Cuando la inseminación no funciona, cuando las trompas de Falopio están obstruidas o cuando la reserva ovárica de la paciente es más limitada (normalmente a partir de los 38-40 años), se recomienda realizar un tratamiento de fecundación in vitro. Para ello se realiza una estimulación ovárica con hormonas, lo que permitirá que la mujer produzca varios óvulos en un mismo ciclo. Estos óvulos se recuperarán con una punción ovárica, que se hace con sedación y, una vez en el laboratorio, se inseminarán con el semen de donante elegido. Tras la inseminación de los óvulos se obtendrán embriones que serán transferidos al útero de la mujer tras 5 días de cultivo embrionario en el laboratorio. En este tipo de tratamiento, la respuesta ovárica de la mujer a la estimulación es un determinante fundamental de las tasas de éxito del proceso.

4) ¿Cómo se lleva a cabo la preservación de la fertilidad en Eugin y en qué casos la recomendarías?

Realmente lo que llamamos preservación de la fertilidad consiste en la vitrificación de los óvulos. Es un tratamiento que permite mantener los óvulos congelados a muy bajas temperaturas, sin límite de tiempo y manteniendo la calidad de los mismos.

La vitrificación es una técnica que todas las mujeres deberían conocer para poder decidir si es un tratamiento que podría interesarles o no, en un momento determinado de sus vidas.

Sabemos que a partir de los 35 años la fertilidad natural de todas las mujeres va a disminuir por lo que, si nos planteamos una maternidad tardía, por las circunstancias que sean, debemos ser conscientes del impacto de este retraso en las posibilidades de embarazo en el futuro.

Si una mujer tiene claro que va a posponer su maternidad, hoy en día dispone de la opción de la vitrificación. La eficacia del proceso está muy relacionada con la edad de la mujer, de forma que las tasas de éxito también disminuyen a medida que aumenta la edad a la que se realiza la vitrificación. De forma general podemos decir que se recomienda vitrificar óvulos antes de los 35 años.

Esta técnica es, hoy en día, la herramienta más útil para posponer la maternidad pero debemos informar a cada mujer de sus posibilidades reales de éxito en el futuro en función de la edad de la paciente y del número de ovocitos que se lleguen a vitrificar. En ningún caso tener óvulos vitrificados garantiza el embarazo al 100% en el futuro.

5) ¿Qué tratamientos tenéis disponibles para las mujeres que no pueden embarazarse con sus propios óvulos?

Cuando las mujeres no pueden utilizar sus propios óvulos, ya sea porque los ovarios han dejado de producirlos o los que se obtienen son de mala calidad o bien porque la mujer tiene alguna alteración genética que lo impida, se puede recurrir a utilizar óvulos de donante.

En este tratamiento, una donante seleccionada específicamente para la paciente se somete a la estimulación ovárica y la punción para poder obtener sus óvulos. Posteriormente los óvulos obtenidos serán inseminados con el semen del donante elegido y se obtendrán embriones que podrán ser transferidos a la mujer receptora.

El tratamiento de ovodonación es un procedimiento que tiene muy buena tasa de embarazo, en torno al 70-80%, ya que se utilizan óvulos de mujeres jóvenes y sanas, que generan embriones de calidad óptima para transferir.

Si quieres más información o una primera visita gratuita para nuestras lectoras, contacta aquí, o al teléfono 913 36 04 00.

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí