Después de 8 años casadas decidimos abrir la pareja

0
1698

Esto lo escribo aquí, lo expongo al mundo, pero nuestro círculo, salvo muy pocas amigas, no lo sabe. Porque nuestra familia y el resto de amigos no lo entendería.

Alicia (no se llama así mi esposa pero no quiero usar su nombre real) y yo llevamos 12 años juntas. 4 de novias y 8 casadas. 12 años muy felices que además de buenos momentos nos ha dado dos hijos, una niña de 6 y un niño de 3.

El año pasado Alicia me contó algo que al principio fue devastador para mi. Que se había sentido atraída por otra mujer, una chica del trabajo. No hizo nada, pero me lo contó avergonzada. Y yo sufrí bastante.

Lee también: Éramos la familia perfecta y todo se derrumbó. Historia de un duvorcio

Después vino la pandemia y esos meses encerrados los cuatro en casa. Fueron bonitos a pesar de la que estaba cayendo, porque nos hizo reflexionar sobre todo, nuestra familia, nuestra relación de pareja, a los miedos, a esa sensación de sentirnos dueñas de nuestras parejas.

Nos sentíamos fuerte, nos queremos, nuestra familia es la prioridad. Pero la vida sexual estaba muy decaída, y no queríamos caer en mentirnos o en ser infieles. Por lo que después de hablarlo mucho (mucho, ya sabéis como somos las lesbianas), decidimos abrir la relación a tener experiencias sexuales con otras mujeres.

Lee también: 6 años de relación a distancia hasta que por fin formamos una familia

La idea la propuse yo, y os mentiría si no reconociera que me costó. Cuesta desprenderse de esa sensación de que tu pareja es tuya y de nadie más, de los celos, del dolor de tripa de pensar que esté con otra persona. Pero una vez que trabajas los celos, la pertenencia, el deseo de control, una vez que te dejas llevar y asumes que todo puede pasar, con la pareja abierta o cerrada, que no sabemos lo que nos depara la vida, que si estamos juntas que sea porque queremos, no porque debemos, todo va solo.

Alicia tuvo una aventura con la de su trabajo, se liaron una vez solas y la siguiente hicimos un trío, y ya está. Se sacó esa espinita. No mezcló sentimientos, y aunque fue excitante y emocionante para ella, después de tantos años, nuestra familia y nuestro amor sigue pesando más.

Lee también: 5 consejos para superar los celos

Después de la compañera de Alicia salimos ambas con una chica que conocimos en una app, nos gustó a las dos y lo pasamos bien, pero cortamos cuando empezó a parecer que éramos un matrimonio de tres. No, no es lo que queríamos y eso nos ayudó a darnos cuenta.

Desde entonces no hemos metido a nadie más a nuestra cama, no estamos buscando pero tampoco estamos cerradas. las experiencias con estas dos mujeres las hemos disfrutado mucho, nos ha reconectado también sexualmente con nosotras como pareja.

Y se aparece alguien más, bienvenida sea…

Envíanos tu historia a info@madreslesbianas.com

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here