3 consejos para que tu vida sexual no decaiga después de tener hijos

0
595
vida sexual después de ser madres

Muchas de las que somos mamás podremos sentirnos identificadas con pensamientos como este: qué pereza tener sexo ahora, solo quiero dormir o ver una serie. O sentir que el deseo se nos esfuma más rápido que el humo de un cigarro, sobre todo cuando estás en etapa de lactancia, que las hormonas nos hacen bajar los niveles de deseo hasta los mundos subterráneos de la tierra.

En mi caso particular os puedo contar que en mis dos embarazos he tenido episodios de mucho deseo y otros de llegar a pensar que mi clítoris había perdido la sensibilidad.

Lee también: Así cambió nuestra vida sexual después de convertirnos en mamás

La lactancia, sobre todo el primer año, me hizo pensar en el sexo como el perezón del siglo. Pero todo va pasando y las hormonas se van acomodando. Cuando hormonalmente ya estamos «más normales» viene otro escollo en nuestra vida sexual, somos mamás, tenemos adorables personitas que ocupan mucho de nuestro tiempo, y además tenemos trabajo, nos ocupamos de la casa, la lavadora, la comida, la cena, recoger, etcétera.

Muchas veces nuestra vida en pareja, cuando somos dos mamás, se ve muy trastocada y la maternidad y la responsabilidad hacen que nuestro vínculo de dos pase a un segundo plano.

Lee también: Mamás solteras, 5 consejos para sobrevivir

Y cuando somos mamás solteras pasa algo similar con las citas y los momentos para intimar.

¿Qué podemos hacer? Espero que estos tres consejos te sirvan.

  • Destinar tiempo en exclusiva

Sí, lo sé, a veces estamos muy ocupadas, pero siempre podemos organizarnos de manera diferente y sacar tiempo. ¿Una abuela, abuelo? ¿Tías y amigas de confianza? Seguro que dos noches al mes nuestros peques pueden dormir fuera de casa o quedarse con un canguro.

¿Y qué hacemos en ese tiempo? Pues reservar en un sitio bonito e ir a cenar, ir al cine, ir juntas a tomar una copa, juguetear, coquetear, ponernos guapas, sexys, ir a casa juntas, dormir sin niños en medio y simplemente disfrutar del cuerpo y la compañía de la otra.

Lee también: El primer kamasutra lésbico con imágenes reales

  • Rescatar el romanticismo

¿Recuerdas cuando estabais recién saliendo y le comprabas ese libro que le gustaba o ella te sorprendía con un picnic en un parque bonito? Una notita escondida por aquí o por allá, encontrarte tus chocolates preferidos en tu mesita de noche… Esos gestos que te hacían suspirar. Es buen momento para rescatarlos.

  • Innovar

Renovarse o morir. Probar cosas nuevas en la cama es una de las mejores experiencias que podemos tener. ¿Un nuevo juguete sexual? ¿Geles eróticos? ¿Nuevas posturas? ¿Tener sexo en lugares diferentes? ¿Juegos de roles? Busca todo lo que te parezca erótico, todo lo que pueda despertar una nueva fantasía, sin duda todas las vidas sexuales, sobre todo las que llevan muchos años encima, necesitan un poco de aire fresco de vez en cuando.

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here