Cómo se hace y por qué es importante preservar tu fertilidad

0
1828
preservar la fertilidad

Hablo desde la experiencia. Acabo de terminar mi proceso de preservación de la fertilidad, algo que nunca se me hubiera ocurrido si no me toca ver de cerca la dificultad que mi hermana mayor, de solo 38 años, ha tenido para poder embarazarse.

Dos años intentando con su chico y otros dos en reproducción asistida. Mucho dolor y mucho dinero hasta que por fin un test ha dado positivo y ha podido llevar a término un embarazo.

Lee también: Rejuvenecimiento ovárico. Lo mejor que podía pasarte si pensabas que no podrías ser mamá con tus óvulos

Su experiencia y la mía me han llevado a descubrir lo siguiente:

¿Por qué es importante?

–          Porque la edad que marca tu DNI no siempre se corresponde con tu fertilidad. Y puede ser que te pase como a mi hermana, que a sus 35 tenía una reserva ovárica de de una mujer diez años mayor.

–          Porque aunque decidas ser madre después de los 40 años, los óvulos con los que llevarás a cabo el tratamiento tendrán la misma edad que tenías tú al congelarlos, y por ende tendrás más posibilidades de conseguir un embarazo.

–          Porque así puedes decidir tú cuando quieres ser madre y no cuando debes ser madre.

–          Porque a los 30 años tenemos una probabilidad (en general) del 69% de conseguir un embarazo. Y cada año que pasa este porcentaje pierde al menos unos 5 puntos.

Lee también: Mi chica y yo nos hemos decidido a ser mamás. ¿Por dónde empezar?

–          Porque muchas veces nuestros óvulos ya no nos sirven y necesitamos recurrir a óvulos de donantes para conseguir embarazarnos, como le sucedió a mi hermana.

–          Porque a diferencia de mujeres heterosexuales nosotras como lesbianas ya sabemos que recurriremos a la reproducción asistida para tener hijos, y como lo haremos de todas maneras, mejor asegurarnos lo antes posible.

¿Cómo es el proceso para congelar los óvulos?

–          Mi primer paso fue una visita con un especialista de fertilidad de IVI para un estudio ginecológico completo y solicitud de analíticas. En la segunda consulta evaluamos los resultados y vemos las distintas posibilidades de preservación.

–          En el inicio del ciclo menstrual comienza la estimulación ovárica, esto es pincharse hormonas en la tripa durante 10 o 12 días, durante este tiempo se vigila el crecimiento de los ovocitos a través de ecografías.

–          Cuando los óvulos alcanzan el tamaño adecuado, se programa la extracción.

–          La punción se lleva a cabo con sedación y es muy rápida, dura entre 15 y 20 minutos. Los óvulos se aspiran y se recogen en tubos.

–          Una vez extraídos los óvulos se congelan a -196 grados. Y ya está, puedes relajarte con tu maternidad.

Si quieres más información, pincha aquí.

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí