Me enamoré de una mujer 20 años mayor

0
2336
me enamore de una mujer 20 años mayor

Soy lesbiana desde que tengo memoria, o sea desde los 3 años más o menos. A los 5 tuve mi primera novia, y así infinitas veces hasta que me hice mayor.

Mi orientación sexual nunca ha sido un problema ni un hándicap ni un motivo para ser discriminada por familiares y amigos. Sé que soy afortunada y que muchas mujeres no pueden contar esta misma historia.

A los 32 años me casé con mi novia, con quien llevaba seis años de relación. De este amor nació Hugo, nuestro hijo de ya siete años. Al año siguiente mi ex mujer y yo vivimos una experiencia traumática de la que no logramos sobreponernos, la pérdida de nuestra hija en la semana 39 de gestación. Cuando solo nos quedaban uno días para abrazarla, cuando yo teníamos todo comprado, su habitación montada, y hasta su nombre escogido, el corazón de Lola dejó de latir.

Lee también: Como cambia la vida sexual de una pareja lésbica después de tener hijos

Esa experiencia dinamitó nuestros cimientos y acabamos divorciándonos, aunque tenemos una muy buena relación y compartimos la custodia de Hugo.

Después del divorcio estuve más de dos años sin tener ningún tipo de relación amorosa. Estuve centrada en mi hijo, mi familia y mis amigos. No me apetecía. Con el tiempo comencé a abrirme a conocer otras chicas, y así pasaron otros dos años de citas sin importancia. No sé como explicarlo sin que suene mal pero sencillamente no me parecían suficiente para mi en varios niveles.

Lee también: El primer cuento infantil que habla de lesbianas y divorcio

Hasta que ella apreció.

Cuando Elisa y yo nos conocimos yo tenía 38 y ella 57 años. Fue en la presentación de un libro de una amiga que tenemos en común. Cuando acabó la presentación fuimos varias personas a tomar algo. Al principio no reparé mucho en ella, no sé, el prejuicio de la edad, supongo, pero cuando comenzó a hablar, a contar anécdotas, sentí que se me erizaba la piel, que podía pasarme la vida escuchándola o viéndola reír.

Le pregunté a mi amiga y me contó que Elisa era lesbiana, eso me hizo muy feliz. Fui de conquistadora pero la verdad es que no me hizo mucho caso. Para ella mi edad sí que era un problema. Pero cuando quiero algo soy un poco cabezota. Me conseguí su teléfono, le escribí varias veces, hasta que un día se animó a ir conmigo al teatro. Cuando acabó la obra le dije: ¿cenamos algo?, pero me puso una excusa de que tenía un compromiso. Pero al menos un vino me aceptó.

Eso fue suficiente para que conectáramos. Al final fueron cinco vinos cada una y una noche de sexo maravillosa.

Empezamos a salir pero ella estaba reticente con comprometerse. Los prejuicios son infinitos. Mis amigas me decían: «¿cómo se te ocurre? En 10 años más tendrá casi 70, será una abuela?» Y sus amigas le decían: «no te vayas a enamorar, es muy joven y cualquier día te deja por otra de su edad».

Lee también: Tengo 16 años y esta la bonita historia de mi mamá lesbiana

Cuando dejamos de escuchar los consejos a nuestro alrededor comenzó a irnos espectacular. Al final, ¿qué es la edad? Elisa es la mujer más fascinante y divertida que he conocido en la vida.

Es elegante, culta, cariñosa, honesta. Es interesante y de su mano he conocido el amor de verdad. Elisa tiene una relación muy especial con mi hijo, y fuera de la anécdota que en el parque han llegado a pensar que es su abuela, ella se ríe, se ríe de todo y a mi me encanta verla reír.

Envíanos tu historia a info@madreslesbianas.com

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí