Jueza da la custodia a la madre no gestante después de que la madre gestante la separara de su hija

0
1454

Cuando un matrimonio se rompe, no es fácil para nadie, menos para los hijos, que de pronto deben lidiar con la separación y los conflictos de sus madres o padres.

En los casos que tengo alrededor, el divorcio suele resolverse con custodia compartida. La custodia compartida establece un régimen de custodia de los hijos para ambos progenitores en igualdad de condiciones, con los mismos derechos y obligaciones.

En casos más nefastos las madres se separan y cada una se queda con el hijo que ha parido. Y, en los peores, la madre gestante priva a su ex pareja del contacto de sus hijos, como si su condición de madre biológica primara por sobre el derecho de los niños.

Lee también: El primer cuento sobre madres lesbianas divorciadas

Es lo que ha sucedido en Murcia, donde en un caso inédito, la Audiencia Provincial ha otorgado la custodia a la madre no gestante. Se tata de una pareja que vivía en Murcia. Después de la separación la madre biológica decidió llevarse a la niña que tenían en común a Madrid. Y prohibir las visitas entre madre e hija.

La abogada Helena Rivera Tortosa, explica que «en este caso, la menor nació en el seno de un matrimonio de dos mujeres que voluntaria y libremente decidieron tener una hija en común, por lo que la filiación resultaba incuestionable».

«Partiendo de ello, ambas tenían los mismos derechos y deberes con la menor, con independencia de quien fue la madre gestante o biológica», dice el fallo del tribunal.

Las acciones de la madre biológica resultaron decisivas para la decisión del juez, que apuntó que ella «decidió marcharse a Madrid y romper toda relación con su vida anterior, sometió a la hija a una ruptura total de sus circunstancias y lo hizo en perjuicio de la propia hija y del resto de su familia.

Lee también: Cómo divorciarte de tu esposa y seguir siendo amigas

«Su comportamiento posterior, impidiendo todo contacto durante meses de la hija con su familia, con denuncias gravísimas, que carecían de todo soporte real, como ha resultado declarado, evidencian un comportamiento totalmente inadecuado, anteponiendo su interés al de la hija común, por lo que el interés de esta es atribuir la custodia a la otra madre», reza la sentencia.

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí