«Que dos lesbianas se divorcien y se repartan a sus hijos según quien los ha parido pasa y es una aberración»

1
2580
Madres lesbianas que se divorcian y separan a sus hijos

Me animé a escribir este artículo después de leer una historia que publicasteis, donde una mujer contaba lo difícil que está siendo su divorcio después de 12 años juntas, cómo la custodia de las niñas fue un cisma entre ellas y cómo su ex mujer propuso repartir a las niñas según quién las había parido.

Lee también: 12 años juntas, 2 hijas y una ruptura. ¿Qué hacer cuando la familia se rompe?».

Hasta 2005, antes de que se aprobara el matrimonio igualitario, las madres no gestantes tenían todas las papeletas para perder la custodia de sus hijos ante una separación, pues no había filiación.

Pero la ley cambió, sobre todo para proteger a nuestros hijos e hijas, que si nacen con dos mamás o dos papás, tienen derecho a mantenerlos, independientemente de si esas mamás o esos papás discuten y se separan.

Pero en muchos casos estos derechos no se están respetando. Julia e Iris, de Madrid tuvieron una historia de amor muy intensa. Se casaron y Julia dio a luz a Mateo y Alma, gemelos. Iris dio a luz a Ian solo un año después. Antes de que Ian cumpliera un año sus mamás no se soportaban. Por el bien de los niños decidieron separarse.

Lee también: Ya tenemos el primer cuento infantil sobre madres lesbianas divorciadas

Como no querían volver a verse la cara tomaron una decisión sin pensar en sus hijos. Cada una se quedó con la custodia del hijo que había salido de su útero. No se respetó el derecho de los hermanos ni de esos hijos.

No es el único caso. Otro me pilla muy de cerca. Son amigas. Lourdes y Carmen (nombres falsos). En este caso también se habían embarazado las dos. Cuando ocurrió la ruptura los niños tenían 7 y 4 años. En este caso la ruptura fue por una infidelidad. Lourdes se había enamorado de otra mujer y Carmen estaba tan dolida que no la quería perdonar ni volver a ver. Decidieron que cada una se quedara con su hija biológica y que los fines de semana los hermanos estuvieran juntos, turnándose entre una casa y otra. Pero cuando Lourdes comenzó a vivir con su nueva novia, Carmen no aceptó que el hijo gestado tuviera contacto con ellas, por lo que lo de los fines de semana quedó en agua de borrajas. Los hermanos apenas se ven unas pocas veces al año.

Lee también: Madres lesbianas latinas se unen en la lucha por la filiación de sus hijos.

Hace poco una amiga me contó que una de sus amigas se iba a separar de su chica. Ambas viven en Barcelona pero son de ciudades diferentes. Como ninguna quería seguir viviendo en la ciudad condal y querían regresar a sus respectivos lugares de origen, pensaban que lo mejor era repartirse a sus hijos de la misma manera que las otras parejas.

Que dos lesbianas se divorcien y se repartan a sus hijos según quien los ha parido pasa mucho y es una aberración. Que en países donde no existe la filiación de los hijos algunas madres gestantes puedan separar a sus hijos de su otra progenitora solo porque ya no quieren continuar la relación es algo terrible. Tenemos que poner fin a esto. Deben primar los derechos de nuestros hijos a tener dos madres y a no ser separados de sus hermanos.

Por Marta Garrido.

Envía tu artículo o historia a info@madreslesbianas.com

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

1 COMENTARIO

  1. Creo que hay diferentes escenarios y como en todo, no se debe juzgar tan duramente de manera generalizada.

    No es lo mismo tener niños muy pequeños / bebés y separarte , y decidir que el bien del bebè es mantenerle con su mama biológica, con la Que tiene un apego físico y emocional necesario para su desarrollo y el cual incluso está mamando …. Y cuyos hermanos también son pequeños y no han desarrollado aún ese vínculo de hermanos con el.. que separarse con niños más mayores que han vivido muchos años juntos y ya son un núcleo familiar.

    A mi me pasó precisamente eso.. me separé cuando mis mellizos biológicos tenían 3 años y el bebé de 8 meses era el biológico de me ex. Mi ex se fue de casa a un piso pequeño no tenia los medios y no podía quedarse con los tres tan pequeños y yo no podía separar el pequeño de su madre biológica a la cual necesitaba para su desarrollo y decidimos que lo mejor para los niños era los mellizos conmigo que entre ellos ya tenían vínculo fuerte obviamente y el bebé con mi ex pero bajo la premisa que serían siempre hermanos unidos. Los niños se ven todos los días antes y después del cole , juegan todas las tardes y los fines de semana también hacemos planes para que estén los tres juntos. Más adelante , si nos turnaremos a los niños en bloques de tres de forma más regular y planearemos vacaciones donde nos turnaremos a los tres juntos.

    Entonces… no hay una solución fácil a esto, pero si estoy de acuerdo que es una conversación a tener en el colectivo y es importante proteger a los hijos y si se debería de regularizar la situación. Niños que tienen 4 y 7 años me parecen Muy mayores para romper su vinculo. El que los hijos pierdan la relación porque a una de las madres les moleste la nueva pareja si es una aberración, porque eso es simplemente egoísta y de no pensar en el bien de los hijos. Entonces no creo que sean situaciones comparables. Además….. quizás no siempre lo mejor para un hijo sea separarse de su madre biológica por vivir una vida nómada con una familia con la que todavía no ha desarrollado un vínculo. Conclusión: La edad de los niños en el momento de separación debería de ser factor crítico para establecer unas reglas de protección de hermanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí