Miedos e inseguridades que sentimos las madres no gestantes

0
1733
Madre lesbiana no gestante
Madre lesbiana no gestante

«Me llamo Cristina, soy lesbiana, argentina, y vivo en Valencia hace diez años. Tengo dos hijos que son mi mundo entero: Rafa, de 6 años e Isabella de 3.

Son mis hijos pero no gesté a ninguno de los dos. No los llevé en mi vientre, pero soy tan mamá de ellos como Clara, mi ex esposa, con quien nos divorciamos hace 18 meses.

VER: Yo soy la madre no gestante

No gesté a los niños, ni tampoco son mis óvulos, como suelen hacer parejas de lesbianas en el método ropa, para participar las dos activamente del nacimiento de los hijos en común.

Rafita e Isa nacieron por inseminaciones artificiales que se hizo Clara, los procedimientos más baratos de reproducción asistida. Ambas inseminaciones se las hizo ella porque como no teníamos semen del mismo donante queríamos que al menos fueran hermanos biológicos por parte materna.

VER: El primer cuento infantil para hijos de madres lesbianas divorciadas

Una vez hablando con otras mamás no gestantes nos dimos cuenta de que compartíamos algunos miedos e inseguridades, sobre todo durante el embarazo:

  • Que nuestro hijo quisiera más a su madre gestante
    Cuando Rafa nació sentí el amor más grande del mundo, pero también tenía un miedo que empezó en el embarazo, que Rafa quisiera más a Clara, que no me sintiera como su «mamá real» porque yo no lo había cargado en la tripa o porque no teníamos nada genético. Además Clara y él estaban muy unidos por la lactancia. Todos esos miedos eran naturales, pero no son reales ni están justificados. Es verdad que mis hijos han tenido desde el principio un lazo muy fuerte con Clara, por el pecho, en ningún momento. Cuando eran bebés y tenían sueño recurrían a ella, buscaban la teta, la calma. Pero a medida que iban creciendo las cosas se fueron nivelando. Ellos no hacen diferencia, aunque es verdad que Rafa tiene más complicidad conmigo e Isa más con Clara, pero es como pasa en todas las familias.

    VER: Mi hija tiene 4 madres, esta es mi peculiar historia de amor

  • No tener los mismos derechos ante una separación
    Tengo una amiga en Argentina que tuvo un niño con su novia, la novia fue la madre gestante, y cuando dejaron la relación, la ex no quería que viera al niño. Tuvieron problemas legales durante años. Afortunadamente en España las cosas son distintas y las mamás somos iguales en derechos.
    Clara y yo nos divorciamos y fue doloroso, sobre todo para ella que no eligió la situación. Pero nos llevamos bien porque prima la felicidad de los niños. Compartimos la custodia, están dos semanas con cada una.

    VER: Soy una mujer heterosexual y me enamoré de una madre lesbiana soltera

  • Que mis padres los sintieran «menos nietos» por no tener lazos sanguíneos
    Mis padres son de esos que a mis novias y a mi esposa las llamaban «tu amiga», chapados a la antigua, mi madre comentó una vez durante el primer embarazo «el niño de Clara». Os imagináis lo que me dolió. Tuve que reafirmar mucho el que aunque no fueran mis genes ni mi útero, eran también mis hijos, como su los hubiera adoptado. No sé en su interior cómo se sienten, lo que sí sé es que en sus actos no hacen diferencias y son muy cariñosos con ellos como con el resto de nietos que tienen.

    Ser madre no gestante y no biológica puede acarrear inseguridades, pero después de tantos años de experiencia os digo que la diferencia no se nota, que los niños aman a sus madres como nada en el mundo».

Si quieres compartir tus experiencias escríbenos a info@madreslesbianas.com

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here