León, una película sobre madres lesbianas que pierden sus derechos

0
1888

Hasta hace unos pocos años, cuando aún no teníamos el matrimonio igualitario y la filiación de los hijos, la maternidad lésbica era muy frágil. Porque si la madre biológica, o sea la que figuraba como la única madre, se enfadaba con la otra madre y decidía cortar la relación, podía, o si moría, la custodia iba directamente a su familia, no a la madre no biológica.

En la mayoría de países del mundo dos mujeres lesbianas que tienen un hijo en común no tienen los mismos derechos sobre esos hijos, ya que el matrimonio igualitario sigue siendo una realidad muy minoritaria en el planeta. Pero es que también encontramos casos donde hay mujeres que se desempeñan como madres sin serlo de manera legal, y acaban alejados de esos niños.

León es una película de Andi Nachón y Papu Curotto. Nos cuenta la historia de una pareja de lesbianas Barbi (Antonella Saldicco) y Julia (Carla Crespo). Barbi tiene un hijo, León, al que tuvo con un hombre que decidió borrarse del mapa, por lo que Barbi y Julia lo criaron juntas. Ambas tienen una relación preciosa, llena de complicidad. Pero un día Barbi muere de manera inesperada.

Tras la muerte de Barbi su ex, padre de León, quiere hacerse cargo del chico, como también la despótica madre de Barbi, Déborah. ¿Entonces? ¿Qué pasa cuando has criado a un niño toda su vida, y de pronto descubres que legalmente no tienes ningún derecho sobre él?

«En el medio de un duelo que casi no tiene tiempo de transitar, Julia deberá enfrentar esos desafíos y otras vicisitudes a las que la confronta el fin del mundo con su compañera de vida. Pero a su vez, obligan a la protagonista a caminar el delgado borde que separa sus sueños personales de los compartidos con Barbi y, al mismo tiempo, conservar el legado de Barbi, dejar vivo su universo sin traicionarse a sí misma. Eso dará lugar a una reconfiguración de las relaciones familiares y a la aparición de nuevas e inesperadas formas de afecto como las que surgen entre ella y Deborah», explican en Página 12.

Los creadores definen que han creado un drama explícitamente LGTB. Porque con trazos delicados y perspicaces “León” pone en escena la discriminación lésbica, la persistente violencia de género, la indefensión legal de algunas maternidades y la necesaria visibilidad del erotismo y la pasión entre mujeres.

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí