Una jueza quita la custodia a la madre lesbiana no gestante y se la da al donante de esperma

0
1441
Quitan custodia a madre no gestante y la dan al donante de esperma

Es brutal lo que ha dictaminado una jueza de Oklahoma. Brutal. Un peligro para las familias LGTB.

Kris Williams y Rebekah Wilson se casaron en 2019 y tuvieron un hijo ese mismo año con la ayuda de un donante de esperma conocido (Harlan Vaughn). Los apellidos de ambas mujeres se colocaron en el certificado de nacimiento. Fue Rebeka la madre gestante, y durante dos años el pequeño se crio día a día con ambas mamás. 

Las madres querían que el donante estuviera presente en la vida del niño, pensaban que era lo mejor para su hijo así que Harlan comenzó a visitar al pequeño y a pasar tiempo con él.

Después de dos años la pareja se rompió. Rebeka, la madre gestante, solicitó el divorcio alegando que no había hijos en común, pero que sí había un único padre biológico del niño.

Al mismo tiempo, Rebeka presentó y se le otorgó una Orden de Protección de Víctimas contra Kris, prohibiéndole tener contacto con ella o el niño durante cinco años. Independientemente de las acusaciones, que Kris ha negado, ese es un asunto separado de si Kris es madre legal del niño.

Después del divorcio Rebeka le pidió al Tribunal de Distrito del Condado de Oklahoma que eliminara a Kris del certificado de nacimiento. La jueza Lynne McGuire falló en enero de 2022 a favor de la madre gestante. Ella anuló esta decisión en junio pasado y permitió que Kris permaneciera en el certificado de nacimiento, pero sin ningún derecho de maternidad. 

Vaughn, el donante, ahora es pareja de la madre gestante, con quien ha tenido un hijo. Él también presentó una moción para establecer sus propios derechos de paternidad, afirmando que él ha sido «una parte integral de la vida del niño» y las madres «lo consideraron el padre biológico del niño», un papel que aceptó.

Ahora, McGuire ha dictaminado que no solo Kris Williams no tiene derechos de maternidad, sino que Vaughn sí tiene de paternidad. El caso gira en torno a la cuestión de si las parejas casadas del mismo sexo tienen derecho a la presunción de filiación, el principio legal de que todo hijo nacido dentro del matrimonio se presume hijo de ambos cónyuges. Esta es una presunción que todas las parejas heterosexuales casadas tienen desde hace mucho tiempo.

Las parejas heterosexuales sí, pero las parejas lésbicas no. A la jueza no le parece suficiente que la pareja estuviera casada y que el niño fuera inscrito por ambas mamás. No. A ella le parece que Kris era la esposa de la madre biológica de un niño que no tiene dos mamás, un niño que a su juicio tiene mamá y papá.

Es una sentencia bastante peligrosa y dañina para nuestras familias. ¿Es que acaso nuestros hijos cambiarán de padres legales según nuestras parejas del momento? Aberrante.

Kris dijo estar «impactada» por la decisión del juez. «Puedo decirles que eso me causa mucha ira y emoción», dijo llorando a los medios.

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí