Ella 3 hijos, yo 2. Como dos mujeres divorciadas de nuestros maridos formamos una familia

0
743
Dos mujeres divorciadas se enamoran

Desde Chile sigo esta revista y me encanta. Si hace diez años atrás me hubieran dicho que hoy estaría contando mi historia en una revista de madres lesbianas no me lo hubiera creído.

Pero lo lindo de la vida es que te sorpresas. Hace diez años yo me estaba casando con mi pololo (novio) de la universidad. Llevábamos juntos toda una vida, por así decirlo. Tuvimos dos hijos juntos, Cata, que tiene 7 y Vicente que tiene 5.

Lee también: Me enamoré de la madre de la amiga de mi hijo

Cuando estaba embarazada de Vicente me pasó que vi una película de lesbianas, y me pasó que sentí tantas cosas, no solo me excité, también eran cosas emocionales pero pensé que eran las hormonas del embarazo que estaban disparadas.

Dos años después llegó a mi trabajo una chica que desde el primer momento nos dijo a todos que era lesbiana, con tanta soltura y tanta libertad. Era la primera lesbiana que conocía y me pasó que empecé a sentir cosas por ella. Nunca se lo dije pero creo que eso me abrió los ojos y me hizo replantearme mi sexualidad.

Lee también: Yo, una mujer heterosexual, me enamoré de una madre soltera lesbiana

Empecé a leer relatos, libros, películas, y me sentía tan lesbiana. Yo quería mucho a mi marido, pero me di cuenta de que lo quería como a un mejor amigo, era mi compañero, me sentía tal cual la protagonista de la película Rosas Rojas.

Pero no tenía valor para dejar mi vida y aventurarme. Así que pasó otro año más. Hasta que una amiga de mi misma edad, 38, se murió de cáncer. Eso me remeció, fue muy doloroso. Y pensé… ah no, o sea la vida es súper corta y me puedo morir mañana. Ahí empecé los cambios de mi vida que me han llevado donde estoy.

Lee también: Me enamoré de una lesbiana embarazada de 7 meses. Esta es mi historia de amor

Me criticaron mucho cuando me separé. Solo a mi marido le dije la verdad. Él sufrió mucho pero también entendió.

Me fui a un departamento con mis niños, estaban toda la semana conmigo y el fin de semana con mi ex. Empecé a tener citas con mujeres que conocía en internet, pero no me iba muy bien, hasta que apareció Gabriela, que tenía una historia parecida a la mía. Ella llevaba cuatro años separada de su marido y tenía tres hijos, que ahora tienen 13, 11 y 7 años.

Conectamos rápido, como en las películas de amor a primera vista. Nos vimos un día y hablamos por teléfonos todos los siguientes, y ya cuando nos vimos por segunda vez hicimos el amor. Fue muy bonito, muy especial.

Lee también: Ser madre lesbiana por adopción

Estoy enamorada de Gabriela, de una manera muy diferente a como me enamoré de mi primer marido, este es un amor más pasional, una conexión que no había vivido antes, y a la vez una complicidad que es como enamorarte de tu mejor amiga. Así de bonito.

Después de casi un año juntas decidimos crear una familia y nos fuimos a vivir juntos. ¡Los 7! Vivimos todo el proceso con amor y sin miedo, sin escondernos, y creo que eso influyó en que nuestros hijos lo vivieran como algo natural y bonito. Sin dramas. Lo llevaron mejor que los adultos.

Tenemos un hogar donde prima el amor y el respeto. Todos no hablamos bien y nos explicamos las cosas bien. Siempre estamos disponibles para nuestros hijos propios y no propios. Ellos también han hecho lazos muy bonitos entre todos y como si no fuera suficiente hasta adoptamos un perro que pasó a ser el hijo común de los siete.

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here