Lo difícil que era ser madre lesbiana hace 40 años

0
520
lo difícil de ser madre lesbiana hace 40 años

Hace 40 años tuve a mi primera hija. En ese momento yo tenía 31 años. Digamos que me casé tarde para lo que era esa época, 1979. Todas mis amigas se habían casado mucho antes que yo. Pero es que me costó mucho encontrar un hombre con el que sentirme cómoda. Que no es lo mismo enamorada, sino que simplemente cómoda. 

Yo siempre tuve claro que no era como el resto de las niñas, que me gustaban las de mi mismo sexo, y que no debía hablar de ello, porque nadie hablaba de ello. Supe reconocer con mucha habilidad a otras que eran como yo. Tuve mi primer amor a los 14 años, una chica de mi colegio que tenía 16.

Lee también: Yo era una madre homófoba hasta que mi hija se casó con otra mujer

Juntas exploramos, nos amamos, y perdimos la virginidad. Después conocí a otras chicas, pero no era un camino viable para mi, ni pensarlo. Había visto a otras mujeres siendo repudiadas por sus familias y el entorno y no quería eso.

Me casé con Juan, un hombre bueno al que quise mucho pero por el que no sentía atracción sexual ni enamoramiento. Quizás eso mismo me hizo ser pragmática y llevar una vida sin grandes emociones. Tuvimos una hija que hoy tiene 40 y un hijo que tiene 37 años.

Mis hijos crecieron sin saber que su madre era lesbiana. Solo pensaban que era mujer tolerante con la diversidad, con las orientaciones sexuales y la forma de sentir de cada uno. Sus amigos me decían que yo era diferente a las demás madres, más abierta. Pero nadie sospechaba que yo estaba realmente cerrada, cerrada a mi verdadero yo.

Lee también: A los 60 años le conté recién a mis hijos adultos que me gustaban las mujeres

No me enorgullezco pero los últimos años de mi matrimonio tuve dos aventuras con dos mujeres distintas. Por otro lado veía que había una apertura hacia la vida homosexual, que se iba normalizando. A veces me pregunto cómo hubiera sido mi vida si no me hubiera casado con Juan, si hubiera sido una de esas mujeres a las que tanto le debemos y que lucharon durante décadas por nuestra libertad.

Me dan ganas de haber vivido eso pero también sé que entonces no hubiera podido tener a mis hijos. No había como ahora tratamientos para las mujeres lesbianas, las familias de dos mamás se formaban por el divorcio de algunas o porque se hacían inseminaciones en casa con algún amigo o conocido.

Era difícil formar familias pero muy difícil gritarlas al mundo, la gente no se imagina como ha cambiado todo ahora.

Lee también: Soy madre lesbiana, tengo pareja, pero aún no se lo he contado a mi familia homófoba

Me divorcié hace 15 años, pero tardé mucho más tiempo en contarle a mis hijos la verdad. Ellos recibieron la noticia con mucho amor, y cómo no, si habían sido educados en el respeto y la tolerancia. 

Cuéntanos tu historia en info@madreslesbianas.com

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here