Me enamoré de la novia de mi cuñado. Esta es mi historia de amor

0
1358
historia de amor lésbica me enamoré de mi cuñada

Cuando Lisa y yo nos conocimos ella y yo teníamos novio. Y nuestros novios eran dos hermanos.

Yo llevaba un año con el mío cuando Lisa apareció en mi vida. Era una chica inglesa preciosa que el hermano pequeño de mi novio había conocido en su erasmus. Durante unos meses Lisa estuvo yendo y viniendo, hasta que enamorada de España y de nuestro maravilloso clima, buscó un trabajo y se quedó a vivir una temporada.

Lee también: Tengo un novio y una novia, y un hijo con cada uno

En ese tiempo éramos las dos muy jovencitas. Yo tenía 21 y ella 23. Salíamos mucho de fiesta juntos y nos emborrachábamos, no teníamos límites. En una de estas salidas Lisa y yo fuimos al baño porque yo me sentía mal. Ella me llevaba cogida, yo estaba mareada. Me mojó la cara, nos reímos a carcajadas de nada en especial, y así, de forma natural, me besó.

Yo me quedé atónita. Era la primera vez que recibía un beso de una mujer. Fue un beso juguetón, bonito, sensual. Pero me sentí extremadamente culpable, me sentía infiel, y sobre todo porque durante varias semanas lo evocaba antes de dormir, sintiendo una gran excitación.

Lee también: Vivía con mi novio y me enamoré de mi jefa. Esta es mi historia

La segunda vez que nos besamos fue delante de nuestros novios. Haciendo el tonto, borrachas, ellos se rieron, porque creo que les parecía que lo hacíamos para excitarlos a ellos, no porque nos gustáramos. Para ellos era inofensivo, pero vamos, yo ardía en llamas con Lisa en mi boca.

Al tiempo Lisa decidió volver a su país y meses después mi chico y yo lo dejamos. Con los años decidí explorar mi bisexualidad y salí con chicas y chicos, pero a los 27 me sentí menos bisexual y más lesbiana. Los hombres no me apetecían y siguen sin apetecerme, comencé a tener relaciones y sexo solo con mujeres.

Lee también: En pleno confinamiento me enamoré de mi compañera de piso

Hace tres años saliendo con amigas por Chueca me encontré con Lisa. ¡Fue genial! Estaba realmente despampanante. Me contó que vivía en Madrid desde hace unas semanas y estaba conociendo gente. Yo estaba recién empezando una relación con una chica, la presenté a mis amigas y decidimos quedar.

Con este reencuentro nos hicimos muy amigas. Una noche de fiesta se lió con una de mis amigas y yo sentí que moría de celos. Hasta le monté un pollo, vamos. Al día siguiente me disculpé diciendo que había bebido pero la verdad es que me di cuenta de que Lisa siempre había sido un sueño erótico para mi y que me gustaba.

Las cosas no fluyeron entre la chica con la que estaba saliendo así que se terminó días después. Por fin Lisa y yo nos encontrábamos solteras, y ya podéis imaginar. Saltaron chispas.

Lee también: Yo, que pensaba que era heterosexual, me enamoré de una madre lesbiana soltera

Lisa, esa preciosa chica inglesa que conocí como mi cuñada, es actualmente mi esposa y la mujer que me hace feliz. Tenemos un gato y estamos estamos embarazadas desde hace 13 semanas de nuestro hijo. Una historia de amor inesperada y muy especial que para mi ha sido de película.

Envíanos tu historia a info@madreslesbianas.com

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here