«Cuando por más que lo intentas, no logras embarazarte y eso afecta tu relación de pareja»

0
797
No logro el embarazo
No logro el embarazo

«Me ha encantado descubrir la web madres lesbianas, sin duda muy necesaria para darle visibilidad a nuestras familias y crear un espacio seguro para mamás, para compartir.

Mi historia todavía no es una historia feliz. Mi novia Ángela y yo llevamos tres años intentando tener un hijo. Empezamos cuando yo tenía 37 y ella 39. Como es mayor comenzamos con su útero, intentado que ella se embarazara primero.

Se realizó tres inseminaciones artificiales y una FIV. Nada. 

VER: «Mi hija tiene 4 mamás, esta es mi particular historia de amor»

En esos tres tratamientos nos gastamos más o menos 8 mil euros y quedamos devastadas. Como si nos hubiera arrasado un tsunami. Iniciábamos cada tratamiento con tanta ilusión, y cada prueba negativa era tan dolorosa…

Ángela tuvo que renunciar a tener un embarazo, pero no un hijo, así que decidimos que el intento tenía que hacerlo yo. Nos saltamos las inseminaciones, decidimos ir directamente a las FIV.

VER: «Soy madre y bisexual, y le doy miedo a las lesbianas»

Me hice la primera FIV y tuvimos cuatro embriones. ¡Me embaracé al primero! No sabéis la felicidad máxima que sentimos. A las 8 semanas un aborto. Nos vinimos abajo. Me embaracé con el cuarto, otra vez aborto.

Después de unos meses de descanso volvimos a hacer una segunda FIV, esta vez con diagnóstico pregestacional. De esta nos salieron tres embriones de buena calidad. El primer embrión lo recibí en marzo no cuajó. Nos quedan dos. El confinamiento nos ha llevado a tener que esperar puesto que no se recomienda que en este tiempo se hagan nuevos tratamientos.

¿Después de tres años intentando ser mamás, qué ha pasado en nuestra relación?

  • Estamos más tristes. Los negativos son muy duros, nuestros deseos de tener un bebé muy grandes. En estos tres años mi hermana y dos amigas han conseguido embarazarse. Los bebés de nuestro entorno son una gran alegría y a la vez una gran tristeza, nos recuerda que nosotras no hemos podido.

VER: El primer cuento infantil para hijos de madres lesbianas divorciadas

  • Empezamos todo esto fuertes, felices, imaginando todo lo que haríamos con nuestro bebé. Después de tres años todos estos planes duelen, nos sentimos más vacías, os falta algo.
  • No disfrutamos tanto como antes, aunque nos riamos y hagamos cosas divertidas, hay una sensación de amargura.Ver: Seguir o no seguir. ¿Cómo hacer que una relación en crisis funcione?
  • Tenemos más discusiones, más piques. Al principio de todo esto nos apoyábamos y cuidábamos mucho con cada negativo, ahora cuesta más apoyar a la otra cuando una está echa polvo.
  • Llevamos gastados más de 16 mil euros, lo que quiere decir que llevamos 3 años ahorrando mucho, evitando darnos gustos como viajar, restaurantes más caros, caprichos… Todo lo que ganamos está destinado a vivir y ahorrar para los tratamientos.
  • Nos hemos hecho estudios, estamos bien, los médicos aún no se explican que no hayamos logrado el embarazo. Eso es más frustrante aún.
  • El no conseguir tener a nuestro bebé también nos ha hecho mella en la vida sexual, cuando una pareja está mal, también se nota en la cama.

Nos quedan dos embriones, se supone que son embriones que han pasado pruebas y que están muy bien, hay muchas esperanzas, pero después de eso, ¿qué? ¿Si no resulta? ¿Seguir hasta arruinarnos del todo? ¿Con qué coste emocional? ¿Cuándo parar?

VER: Yo, una mujer heterosexual, me enamoré de una madre lesbiana soltera

No lo sabemos, esas preguntas aún están en el aire. Lo que sí tenemos claro es que queremos arreglar las cosas, nos queremos, y tres años de sufrimiento por no conseguir un embarazo son muy difíciles de llevar.

Terapia de pareja y de momento seguir intentando. Esperamos convertirnos en una de esas lindas historias que leemos aquí, historia de madres lesbianas con sus bebés».

Si quieres compartir tu historia, envíala a info@madreslesbianas.com

anuncio Revista Mirales, contiene enlace a la revista

anuncio Oveja Rosa, contiene enlace a la revista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here